Carpaccio de Pollo

Este plato tiene origen Italiano. Consiste en carne cruda, levemente cocida quimicamente. Su origen se remonta a medidados del siglo XX y se cree que fue preparada en Venecia, en un conocido Bar. Fue solicitada por una clienta, a quien le habian prescripto ingerir carne cruda por su dolencia. A pesar de la historia, la textura, el sabor, los coloridos y aroma, son inigualables. Deliciosos y muy frescos.

Precisamos:
1 Pechuga de Pollo (deshuesada y sin piel)
1 Limón
100 grs Queso Parmesano
Piñones (aunque unas rodajas de algún ají picante rojo, es perfecto)
Aceite de Oliva
Albahaca
Pimienta Negra Molida
Sal

Comenzamos cortando filetes, lo más finos posibles de nuestra Pechuga de Pollo. Recomendamos dejar reposar la carne una media hora en Congelador o Freezer para cortarla mejor.
Los colocamos en un Plato y bañamos con abundante Jugo de Limón. Salpimentamos a gusto. Agregamos los Piñones (o el Aji Picante en rodajas finas) y el Queso Parmesano en lascas.

Agregamos un chorrito de Aceite de Oliva por encima y llevamos, cubierto con Film Plástico a la Heladera por una media hora.
Para servir, decoramos con unas hojas de Albahaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *