Lasagna de Pollo

Nuestra receta N°100! A pedido de nuestros seguidores.
Rinde 4 porciones.
Precisamos para el Relleno:
1 Pechuga de Pollo (deshuesada)
1 Cebolla
1 Puerro (Poro, Porro, Ajoporro)
1 Diente de Ajo
2 Tomates
1 Zanahoria
100 grs Manteca
Pimentón
Tomillo
Pimienta Negra Molida
Sal

Para la Masa (puede sustituirse por Masa de Lasagna Pronta):
300 grs Harina de Trigo
3 Huevos de Gallina
1 cucharada Aceite de Oliva
Sal

Para la Salsa Blanca (Bechamel):
50 grs Manteca
50 grs Fécula de Maíz (Maizena)
400 ml Leche
Nuez Moscada Molida
Pimienta Negra Molida
Sal

Comenzamos con el Relleno, hirviendo nuestra Pechuga de Pollo en una Cacerola con Agua o en el Microondas. Luego de cocido, lo desmenuzamos con ayuda de un Tenedor. Lo reservamos.
En una Sartén Profunda o Wok bien caliente, ponemos la Manteca a derretir. Agregamos la Cebolla picada, el Puerro picado, el Diente de Ajo picado, los Tomates y la Zanahoria rallados. Lo revolvemos bien. Cuando la Cebolla se ponga transparente, agregamos el Pollo desmenuzado. Revolvemos bien y condimentamos con Pimentón, Tomillo, Pimienta Negra Molida y Sal. Reservamos.
Para la Masa, ponemos la Harina en un Bowl, hacemos un hueco en el medio y agregamos los Huevos, el Aceite de Oliva y una pizca de Sal.
Lo mezclamos todo y lo amasamos hasta lograr una Masa elástica (unos 15 a 20 minutos). En caso de que este muy dura, agregamos un poco de Agua, en caso contrario, de que esté muy pegajosa, agregamos un poco de Harina. La dejamos reposar unos minutos.
Es buen momento para comenzar con la Salsa Blanca. En una Cacerola bien caliente, ponemos a derretir la Manteca. En una Taza, ponemos la Fécula de Maíz y la diluimos en un chorrito de Leche. Agregamos el resto de Leche a la Cacerola, condimentamos la Leche con Pimienta Negra Molida y Sal. Cuando este bien caliente, le incorporamos la mezcla de Fécula de la Taza y revolvemos hasta que espese. Debe quedar de consistencia pesada. La reservamos.
Volvemos a la Masa. La estiramos con ayuda de un Palo de Amasar hasta que quede de 2 a 3 mm de espesor. Ponemos a hervir Agua en una Cacerola. La cortamos en rectángulos que quepan en la Cacerola y la cocinamos unos minutos. Las retiramos y conservamos en un Bowl con Agua Fría para que no se peguen.
En una Fuente Profunda, ponemos un par de cucharadas de Salsa Blanca y la extendemos bien para que cubra el fondo de la Fuente. Iremos cubriendo el fondo con nuestros rectángulos de Masa cocida. Luego, haremos una capa de Nuestro Pollo y nuevamente cubriremos con una capa de Masa cocida. Repetimos este procedimiento hasta lograr unas 4 o 5 capas. Terminamos con una capa de Masa cocida que cubriremos con Salsa Blanca y espolvoreamos con Queso Rallado.
Lo llevamos a un Horno Medio (200°) por unos 15 minutos hasta dorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *